sábado, 11 de noviembre de 2017

14:27 Por Alba González Rodríguez Sin comentarios Posted in ,

¡Buenas! Aquí seguimos un día más contando mis aventuras por Nueva York.

El domingo 2 de julio quedé con Paloma para visitar el MET, el Museo Metropolitano de Arte. Este museo se encuentra en uno de los lados de Central Park, concretamente en la calle 82 con la 5ª avenida. El precio depende de cada persona, ya que podéis pagar lo que queráis, aunque el museo pone como precio recomendado 25$ para la entrada de adulto.


Debo decir que el MET es enoooooooooorme. Hay que echar muchas horas para verlo entero. Nosotras sólo visitamos las zonas que nos interesaban y subimos al rooftop (una terraza en lo alto del edificio). Para los que no lo sepáis, el museo tiene un rooftop que abre desde finales de abril hasta octubre en el 5º piso. Para subir a él debéis coger el ascensor hasta la 4ª planta y, desde ahí, subir por unas escaleras que llevan a la parte más alta del museo. La vista de Nueva York desde allí arriba es espectacular. Sin duda fue lo que más me gustó del museo.









Al terminar, necesitábamos reponer energía por lo que nos fuimos a comer. Esa vez nos decantamos por una pizza estilo Chicago del restaurante Uno Chicago Grill. Habíamos visto en internet que era muy famosa así es que la pedimos con salchichas y con la masa deep dish. Estaba buenísima. La masa sabía a quiche y tenía muchísima salsa.


Para terminar el día nos fuimos a pasear por Central Park y a descansar en la famosa explanada Great Lawn, donde todo el mundo para a tomar el sol, dormir, jugar o lo que les apetezca.




Fue un día bastante bueno y caluroso, durante el cual disfrutamos muchísimo de ese solito que tanta falta nos hacía.


Os dejo aquí el vídeo:



¡Hasta la próxima entrada!

sábado, 4 de noviembre de 2017

16:40 Por Alba González Rodríguez Sin comentarios Posted in ,

¡Wolaaa!

Hoy terminamos mis vacaciones en Orlando hablando sobre el último parque que visité: Islands of Adventure.


Para llegar a él, al igual que en Universal Studios, tuve que coger en el hotel el autobús que llevaba a los parques de Universal.


Nada más entrar me dirigí a la zona de Harry Potter para visitarlo de arriba abajo y montarme en las atracciones. Sin ninguna duda, la atracción del castillo Hogwarts fue mi favorita de ambos parques. Es todo tan real que parece que estás dentro de este mundo.






Tras esto visité las zonas de Jurassic Park (cuya atracción de agua fue fantástica), King Kong, Marvel (donde ayudé a Spiderman a pillar algunos malos) y las dos infantiles (que gracias a los rápidos tomé una ducha con ropa sin quererla). 







Para finalizar el día volví a Hogsmeade y cogí el Expreso Hogwarts hacia Universal Studios, terminando de nuevo en la zona de Harry Potter.



Me dio mucha penita tener que volver a Nueva York después de esas vacaciones tan maravillosas pero me quedo con el recuerdo de haber cumplido el sueño de visitar todos estos parques.

Os dejo los últimos vídeos de esta aventura:




¡Nos vemos pronto en otra entrada!

sábado, 28 de octubre de 2017

16:41 Por Alba González Rodríguez 2 comentarios Posted in ,

Hellooo!

Una vez visitados los 4 parques de Disney en Orlando, pasamos a los 2 de Universal: Universal Studios y Island of Adventures. Como sabía que éstos iban a ser mis favoritos debido a las zonas de Harry Potter dediqué un día entero a cada parque; por lo tanto, en esta entrada voy a hablar solamente de Universal Studios.


El jueves 8 de junio, bien temprano, puse rumbo a este parque. Para llegar a él hay que coger un autobús desde el hotel, diferente al que se dirige a Disney. Lo bueno es que este bus es directo y no hay que coger otro medio de transporte para llegar al parque.


Nada más entrar me fui directa a la zona de Harry Potter ya que a primera hora suele haber menos gente. Madre mía, no tengo suficientes palabras para describir lo que se siente estando ahí. Parece que estás realmente en el Callejón Diagon y en Londres. El decorado era simplemente espectacular y sin duda fue mi parte favorita del parque.




 


Tras haber entrado en todas las tiendas, montado en la atracción de Gringotts y probado la cerveza de mantequilla visité el resto del parque. Tengo que destacar la zona de los Simpsons ya que la ambientación era increíble, parecía una feria (aunque la atracción me la esperaba mejor). El show de Jimmy Fallon estuvo muy bien y las atracciones de Men in Black y La Momia (a la cual pude montar tras cuatro intentos) estuvieron muy bien.






Para finalizar el día cogí el expreso Hogwarts hacia Island of Adventures, ya que han creado este tren para conectar ambos parques y sólo se puede usar si compráis la entrada que te permite visitar ambos parques en el mismo día. Si lo hacéis, montad en el Expreso en los dos parques ya que la imágenes que aparecen en las ventanas del tren son diferentes.


Os dejo a continuación los vídeos del parque:




¡Hasta la próxima entrada!

sábado, 14 de octubre de 2017

18:36 Por Alba González Rodríguez Sin comentarios Posted in

¡Holaaaaaa! Sé que tendríais que haber leído este resumen hace mes y medio pero las semanas frenéticas que he tenido en España y la pereza de escribirlo han hecho que lo estéis leyendo ahora.

En fin, como veis por el título éste va a ser el último resumen mensual que haga ya que mi período como au pair ha terminado. Así pues, comencé la primera semana de agosto con bastante tiempo libre ya que el pequeño se iba con el abuelo por las mañanas, el mediano estaba en el campamento y la niña se fue con la abuela a pasar unos días (aunque tuve un pequeño percance y me hice una fisura en el dedo pequeño del pie por lo que no pude disfrutar de este tiempo libre tanto como me hubiera gustado).

El fin de semana del 5 y 6 visité Boston con Natalia, una au pair Colombiana que me acompañó también a las Cataratas del Niágara. Visitamos la universidad de Harvard, Chinatown, hicimos el Freedom Trail (una línea roja en el suelo que te lleva por 16 monumentos) e, incluso, entramos en el primark de 4 plantas. 
La verdad es que Boston es una de las ciudades que hay que visitar sí o sí. Es preciosa, las casas tienen un estilo muy europeo y se puede visitar perfectamente en un fin de semana. Es tanta la belleza que tiene esta ciudad que, para mí, es la más bonita de todas las que visité en Estados Unidos.








El domingo 13 fui a Nueva York con Sybille. Ése era el día de comprar los últimos regalos que me quedaban así que dedicamos la mañana a ello. Por la tarde, cargada con tantas bolsas que parecía una actriz ricachona de película, nos dirigimos al teatro para ver el musical de Anastasia, ya que los host parents de Sybille le regalaron dos entradas por su cumpleaños y me invitó a acompañarla. Fue el segundo musical que veía en Broadway y salimos las dos alucinando de lo bien que lo habían hecho los actores. Las canciones eran maravillosas, las voces te ponían los pelos de punta y la historia era preciosa.


A mitad de mes comencé a hacer la maleta grande y, a partir de ese momento, todos los días la abría para quitar y meter cosas. Os aconsejo empezar a hacerla unas dos semanas antes de coger el avión porque es agobiante y exasperante meter todas tus pertenencias en ella y ver que tienes que volver a organizarlo todo porque no tienes espacio o te pasas de peso.


El viernes 18 cogí un bus por la tarde dirección Washingto DC, ya que iba a pasar el finde allí con Paloma y su novio (y amigo de la universidad), Luisma. Ese día no hicimos nada, ya que tuvimos retraso con los autobuses y llegamos bastante tarde a la ciudad pero, al día siguiente, nos pusimos en marcha bien temprano. Comenzamos con una visita guiada en el Capitolio (es gratis, nosotros reservamos por internet) y continuamos con la biblioteca del Congreso, la Casa Blanca, el Museo de Historia Natural, el Obelisco, las estatuas de Lincoln y Jefferson… Vamos, que nos hicimos el paseo donde se encuentran todos los monumentos de Washington.
El domingo fuimos a la universidad de Georgetown, a las escaleras que aparecen en el exorcista y a los barrios Georgetown y Chinatown.
Washington DC es otra ciudad preciosa que hay que visitar si se tiene la oportunidad.









Mi último fin de semana en EEUU lo aproveché disfrutando de Nueva York. El viernes 25 por la tarde cogí el tren hacia Penn Station, ya que iba a dormir con Paloma. Ese día no nos dio tiempo de mucho así que fuimos a cenar a Ajisen ramen (el mejor restaurante de ramen de Chinatown) y culminamos con un helado de rollito en 10 below.
El sábado estuvimos paseando por la ciudad y entrando en nuestras tiendas favoritas, ya que era nuestro último día juntas. Fue bastante triste pensar que no íbamos a volver a recorrer esas calles juntas pero al menos vivimos en la misma ciudad en España y podemos vernos todas las semanas.
El domingo 27 volví a Nueva York (esta sí, la última vez) con Sybille. Primero fuimos a ver una misa Gospel (aunque no nos metimos en la famosa sino en una más chiquitita, que aún no estamos seguras si era Gospel) y después fuimos a tomar un helado en la 8ª avenida, que lo hacían con forma de flor. Tras esto paseamos un rato por el High Line y, para finalizar el día, fuimos a la tienda de Magnum a crear nuestro propio helado. Fue un día bastante relajado que me permitió despedirme de Nueva York por una buena temporada.






Los dos días que siguieron hasta mi partida fueron bastante tristes ya que los niños eran conscientes de que nos quedaba poco tiempo juntos. Sin duda, la que peor lo pasó fue la niña. Nosotras éramos como dos hermanas o dos amigas que veíamos pelis y series juntas, hablábamos mucho, ella me contaba sus problemas, hacíamos cosas juntas... por lo que se le hacía muy duro que yo me fuera. La despedida fue muy triste y al final todo el mundo acabó llorando.

Por último, el martes 29 cogí el avión a las 20:10 en el JFK con dirección a Londres, donde haría una escala de dos horas y media para, finalmente, volar hacia Madrid. La verdad es que todo fue bastante bien. No pude dormir en el avión de EEUU pero me entretuve escuchando música y viendo la segunda peli de “El Hobbit”. También nos dieron la cena (podías elegir entre pasta o pollo) y el desayuno. El avión de Londres fue bien también aunque no era tan lujoso como el anterior. 
Tras dos horas de vuelo pude coger mis maletas e ir a saludar a mis padres, mi hermana y mi novio, que me esperaban en el aeropuerto.




Como he dicho anteriormente, este primer mes en España ha sido una locura. Estuve dos días en Madrid, volví a ver a todos mis amigos, me sorprendieron con una fiesta de bienvenida de Harry Potter, pasé unos días con ellos en mi pueblo y he empezado un máster en la universidad de mi ciudad. Estoy muy feliz de estar aquí de nuevo y, aunque es raro, no echo de menos aquello. El ser au pair ha tenido sus momentos buenos y malos, me ha enseñado muchas cosas y me ha hecho crecer como persona. Ha sido una etapa de mi vida que no borraría y que no me arrepiento de haber hecho ya que, de no haber sido así, sé que en un futuro lo hubiera lamentado. Pero también es una etapa que se ha cerrado para mí y que no va a tener continuación. Tras haber vivido fuera un año puedo afirmar que el mejor lugar en el mundo es éste, el sitio donde estoy ahora mismo, donde se encuentra mi familia y mis amigos, donde puedo degustar una comida exquisita y donde las costumbres y cultura es mucho más cálida y familiar. Por supuesto, eso no quita que siga viajando pero la vida que quiero vivir, el día a día, va a ser aquí.

En lo referido al blog, voy a seguir subiendo las entradas y vídeos que me quedan y, luego ya, lo dejaré abierto por si alguien lo encuentra útil y como un recuerdo para el futuro.


Muchísimas gracias a todos por seguir leyendo el blog. ¡Espero veros en la próxima entrada!

Contador de visitas

Blogs rutas y naturaleza